Aleteos personales

sábado, septiembre 05, 2020

Sobrevivir

 Sobrevivir.


A la censura, a la tiranía de las empresas, al capitalismo arrasador, a la piedra contra mi tejado y al fechillo que le han puesto al arte.


Supervivir.


Sin trabajo, sin socializar, sin mar, sin playa. En este cansino negocio que es el mundo, donde las desigualdades se parecen mucho a los abusos.


Sobrevivir.


Cuando somos privilegiados porque, aunque parece imposible, hay personas que están peor y tener el empuje para seguir porque todo pasa... Aunque esto está costando ya demasiado tiempo, paciencia y dinero.


Vivir en esta preciosa isla de plata:

con la belleza de su calma y templanza

con esos atardeceres de septiembre y su mar tranquilo y sereno... Como tu mirada, 

como tus pies chiquitos, 

como tus ojos que todo lo miran

-siempre, siempre las plantas carnívoras de esos ojos morenos como los míos -.


Como tus palabras grandes en tus besos

y tus: ¿verdad mamá, verdad que esto es así?

Y mis: sí Sofía, pero no todo es blanco y negro.

Escuchando en ella mis propias palabras y mis mismos razonamientos... Tumbados por la vida...


Porque nada es perfecto, 

nada es eterno, 

nada es perenne, 

nada es verdad.


Excepto la certeza de mi amor por ti

y el suave destello en mi corazón

cuando me cuentas tus ideas

en ese parloteo incesante

que es la vida para ti.


Eso, eso sí es lo que nos hace a los dos

sobrevivir.

K

2 comentarios:

Manel Muntada dijo...

Extraordinario! gracias :)

Mary HC dijo...

Gracias a ti! Ya te estaba echando de menos x aquí. 🙃